Todos, o casi todos, consumimos huevo, y todos tenemos la mala costumbre de tirar las cáscaras a la basura sin saber los grandes beneficios que pueden tener.

Una vez que hayas usado los tazones, intenta sumergirlos en agua caliente. Una vez que hagas esto, no pararás.

No tires las cáscaras de huevo: una vez que pruebes este método, no pararás

Ya sea que estés haciendo un huevo frito o un huevo cocido, una tortilla o un pastel, no tires las cáscaras a la basura porque puedes  usarlas para tus plantas.  Las cáscaras de huevo pueden ser muy útiles para tus plantas, incluso puedes  utilizarlas como fertilizante natural.

Puedes recuperar las cáscaras de huevo después de su uso,  molerlas finamente y agregarlas a la tierra de las plantas  , o usarlas como mantillo alrededor de las raíces de las plantas.  Gracias a su alto contenido en calcio, la cáscara de huevo es  un elemento esencial para el crecimiento de las plantas y el desarrollo de raíces sanas y fuertes. Debes saber que la cáscara de huevo contiene hasta un  93% de calcio y un 1% de nitrógeno  , elementos vitales  para el suelo.

Las cáscaras de huevo también son útiles  para mantener el equilibrio adecuado del pH del suelo.  Antes de utilizarlos como fertilizante, asegúrate  de “esterilizarlos” y limpiarlos  para evitar el crecimiento de bacterias u hongos. Eso sí, hay que tener cuidado  de no añadirlas al suelo en cantidades muy grandes  para evitar el efecto contrario.

Las cáscaras de huevo son “muy valiosas”: ¡sumérjalas en agua caliente y verás qué pasa poco después!

Para utilizar correctamente las cáscaras de huevo, primero debes  lavarlas y secarlas durante al menos 24 horas.  Luego hay que trocearlos para conseguir pequeños trozos que podrás esparcir en el suelo entre las plantas, en parterres, en macetas o en el jardín.

Este proceso consigue que tus plantas absorban mucha energía, ya sean de tu huerta o de tu huerto, porque la cáscara de huevo tiene un alto contenido en carbonato cálcico  , el mismo componente que  necesitamos para tener unos huesos sanos y fuertes.  También puedes  agregar las cáscaras molidas a tu abono casero  si estás acostumbrado a hacerlo.

Existen muchos métodos que se pueden utilizar para garantizar que  las plantas crezcan siempre sanas y fuertes.   Por ejemplo,  muchos jardineros hierven cáscaras de huevo rotas  y luego utilizan el agua obtenida para regar cualquier planta, desde plantas medicinales y aromáticas hasta plantas ornamentales. Mediante este proceso también es posible utilizar las cáscaras de forma natural moliéndolas y agregándolas a la tierra. Cocinar las cáscaras ayuda   a matar las bacterias u hongos presentes  , lo que las hace más seguras para usar como fertilizante para las plantas.

Además, debido a que las cáscaras de huevo  son ricas en calcio y otros  minerales importantes para cualquier especie de planta, hervirlas en agua antes de usarlas ayuda a disolver el calcio existente, haciéndolo  más disponible para las plantas.  Ahora que ya conoces los grandes beneficios de las cáscaras de huevo,  no las tires más  , sino úsalas conscientemente para el crecimiento sano y fuerte de tus plantas.