Cómo descongelar el congelador: el método súper rápido y fácil

Muy a menudo cuando hablamos de limpieza del hogar nos olvidamos de incluir algunos electrodomésticos en la lista. Uno de ellos es, sin duda, el congelador, que debe limpiarse al menos un par de veces a lo largo de un año.

Si continúas leyendo te darás cuenta inmediatamente de que hacerlo no te costará ningún esfuerzo y sobre todo no te quitará mucho tiempo.

Cómo descongelar el congelador: el método súper rápido y fácil

Veamos de inmediato cuáles son los pasos rápidos y sencillos para empezar.

  • Retire el enchufe

Claramente es necesario quitar el enchufe que conecta el congelador a la electricidad. Posteriormente, en caso de que el agua pudiera mojar el suelo durante la descongelación, es buena idea colocar unos trapos.

  • quitar la comida

Evidentemente también será necesario retirar los alimentos previamente almacenados en el aparato. Mientras tanto podemos utilizar bolsas térmicas para guardarlos con cuidado.

  • Limpiar los sellos

Antes de descongelar el congelador es necesario limpiar las juntas. Como bien sabemos, se puede formar moho en las juntas por lo que simplemente tendremos que frotar la parte afectada. Esto lo podemos hacer con una mezcla de vinagre de vino blanco, bicarbonato y agua. O podemos limpiar la superficie con aceite de oliva.

Continúe leyendo para aprender cómo descongelar su congelador de manera fácil y económica.

Para completar esta operación puedes optar por utilizar dos métodos diferentes. Esto es lo que son:

  • Espátula de cocina

Con una espátula de cocina de plástico o silicona podremos retirar los trozos de hielo de las paredes del congelador. Evidentemente debemos hacerlo con cuidado y delicadeza para evitar que se rompa nuestro electrodoméstico.

  • Agua caliente

Otro método a utilizar es colocar un recipiente que contenga agua tibia en el congelador. De esta forma tan sencilla el calor conseguirá derretir el hielo sin problemas.

¿Cuál es la última acción a tomar?

Después de utilizar el método que hemos elegido, simplemente debemos secar el congelador y limpiarlo con una mezcla de vinagre y agua.

¡Yo diría que no queda más que ponerse a trabajar!