La infusión de jengibre  , limón y miel  es una bebida con muchos beneficios para la salud gracias a los ingredientes naturales que la componen   Con un  ingrediente secreto adicional  se vuelve aún mejor y más exclusivo. Descubramos juntos la  receta antigua  y el método de preparación.

Té de hierbas con jengibre, limón y miel: ¡una auténtica panacea para el organismo!

Esta  infusión elaborada a base de jengibre, limón y miel está llena de efectos beneficiosos  gracias al poder de sus ingredientes  . El jengibre es conocido por sus  propiedades antiinflamatorias y antioxidantes   . También contiene ingredientes activos llamados gingeroles, que pueden ayudar a  reducir la inflamación  ,  mejorar la digestión y  aliviar el dolor de estómago.  El jengibre también puede  ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

El limón  es una rica fuente de vitamina C  , un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células del daño de los radicales libres. La vitamina C también juega un papel importante en el  fortalecimiento del sistema inmunológico  y la promoción de una piel sana.

Además  , un estudio reciente ha  demostrado que la combinación de limón y jengibre  tiene un efecto antitumoral e inmunomodulador y,  por tanto, es capaz   de regular las defensas del organismo contra sustancias extrañas.

¿Alguna vez has mezclado limón y jengibre? Si los tomas así, “valen su peso en oro”: ¡nunca pararás!

La infusión de limón y jengibre  , a veces con un  toque de miel,  es un remedio casero para  resfriados, tos y dolores de garganta.  También es una valiosa infusión de hierbas que  puede fortalecer el sistema inmunológico.  Durante la temporada de gripe, muchas personas lo utilizan para combatir infecciones.

La miel es un buen calmante para la garganta  : estudios sobre infecciones respiratorias en niños, con síntomas que van desde tos seca y secreción nasal hasta fiebre, encontraron que una    sola dosis nocturna de miel  puede tener un efecto pequeño pero efectivo  . Influye sobre la tos  y ayuda a  dormir mejor .   Es importante recordar que  no se debe dar miel  a niños menores de 12 meses . 

Perfecto en combinación con miel,  limón, rico en vitamina C  y bioflavonoides protectores, especialmente en la piel, por lo que también vale la pena utilizar la piel a la hora de preparar infusiones. Aunque existen estudios limitados que respaldan su uso como remedio para el resfriado, el jugo de limón tiene muchas  propiedades antibacterianas.

El jengibre añade un delicioso sabor cálido a  las bebidas calientes  y se ha utilizado con fines medicinales a lo largo de la historia. Se utiliza para   aliviar una variedad de dolencias , desde náuseas hasta resfriados  , fiebre y dolor de garganta.  Su eficacia se basa en ingredientes activos, incluidos los gingeroles. 

LEE TAMBIÉN:    Ya compré un par en Lidl, los encontré en oferta por sólo 4 euros: ¡normalmente siempre cuestan mucho más!

Para preparar  infusión de jengibre, limón y miel  necesitarás  los siguientes ingredientes:

  • 1 trozo de jengibre fresco
  • unas gotas de jugo de limón
  • una rodaja de limon
  •  1 cucharada de miel (para endulzar)
  • 1 cucharadita de semillas de chía (opcional)
  • un vaso de agua

método

  1. Preparación de los ingredientes:  Pelar y rallar el jengibre fresco,   exprimir el zumo de limón y cortar una rodaja.
  2. Pon a hervir un vaso de agua en una olla.
  3. Una vez que el agua esté hirviendo, apaga el fuego y añade  los ingredientes  : un poco de zumo de limón, jengibre rallado, una cucharadita de miel y una rodaja de limón (con ralladura). Mezclar todo junto.
  4. Deje  reposar la bebida durante 5 a 10 minutos  , el tiempo suficiente para que se enfríe, luego bébala.
  5. Si quieres enriquecer aún más tu infusión de hierbas, puedes  añadir una cucharadita de semillas de chía.  Estas pequeñas semillas son ricas en fibra, proteínas y ácidos grasos omega-3.

Puedes disfrutar de la infusión de jengibre, limón y miel  en cualquier momento del día. Sin embargo, es especialmente beneficioso si  se bebe por la mañana con el estómago vacío  o como bebida relajante antes de acostarse.
Se recomienda   comenzar con una taza al día . Si lo deseas, puedes  aumentar gradualmente la cantidad hasta dos o tres tazas al día.  Asegúrate de variar la cantidad de miel según tu gusto personal.

La dosis diaria de semillas de chía es de 10 gramos, por lo que no excedas la cantidad.

¿Hay alguna contraindicación?

Aunque ofrece una serie de beneficios para la salud, es importante  conocer sus posibles contraindicaciones  y sopesar la idoneidad de esta bebida según su estado de salud. Algunas personas pueden tener una reacción alérgica a cualquiera de los ingredientes. Lo mejor es consultar a su médico antes de su consumo.

Los ingredientes del té de hierbas, especialmente el jengibre, pueden tener un  efecto irritante en el estómago de algunas personas  . Cualquier persona que sufra  úlceras de estómago, reflujo ácido  u otros problemas gastrointestinales debe consultar a un médico antes de consumir esta bebida con regularidad. Si está embarazada, amamantando o tomando medicamentos, lo  mejor es no beber este tipo de infusiones.  Si tienes  diabetes o niveles elevados de azúcar en sangre, es recomendable evitar añadir miel  o consultar con tu médico.

 

Para preparar el té de hierbas de jengibre, limón y miel, puedes ver el  video y suscribirte al  canal de YouTube  Tu Dieta Personalizada  para obtener recetas más naturales y fáciles.