En la era de la lucha contra  el desperdicio de alimentos  , es bueno   conocer formas ecológicas  de  reciclar los residuos . Aquí tienes la forma ecológica de reutilizar  las cáscaras de sandía  .

La sandía es una de las frutas de verano más populares entre adultos y niños: se puede  comer en helados, macedonias de frutas, sorbetes y paletas heladas.  Una vez consumida la pulpa dulce y jugosa de la sandía,  las cáscaras se tiran a la basura  . Esto es un grave error y un desperdicio. Es mejor actuar y aprender a  reutilizar las cáscaras de sandía  de forma ecológica.

Sandía, la fruta más popular del verano: ¡muchos beneficios para la salud!

Para saciar la sed del cuerpo, comer una buena rodaja de sandía es el mejor remedio contra el bochorno. La sandía (  Citlus lantus  ) es una importante planta de jardín  perteneciente a la familia Curcubitaceae.  Esta jugosa fruta de verano se utiliza para tratar diversas dolencias como  enfermedades cardiovasculares,  trastornos relacionados con la edad, obesidad, diabetes, úlceras y muchas otras. Las propiedades medicinales de la sandía se atribuyen a la presencia de importantes  fitoquímicos  con valor farmacéutico como el licopeno, la citrulina y otros compuestos polifenólicos. Esta fruta de verano sirve como fuente vital de L-citrulina, un alfa aminoácido neutro que es el precursor de la L-arginina, un aminoácido esencial necesario para la síntesis de proteínas.

Comer fruta ofrece numerosos  beneficios para la salud.  La gran presencia de sustancias vegetales secundarias como  carotenoides, licopenos, antocianinas, fenoles y flavonoides,  así como vitaminas y minerales, hacen que la elección de una dieta sana y equilibrada sea más saludable. Reduce el riesgo de diversas enfermedades terribles, como enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas y trastornos relacionados con la edad.

Por fin ya no tirarás las cáscaras de sandía, ¡valen “su peso en oro” cuando las usas así!

Las cáscaras de sandía  se pueden reutilizar de forma respetuosa con el medio ambiente. Los más creativos pueden divertirse y dejar volar su imaginación: es posible  crear cestas de frutas  para colocar en la mesa para celebrar ocasiones especiales y aniversarios.  Los exfoliantes de sandía se pueden  utilizar para combatir las imperfecciones de la piel: Puedes aplicar los exfoliantes en  la piel del rostro  , especialmente  debajo de los ojos y en la frente, para combatir los signos de envejecimiento prematuro, las ojeras y otras imperfecciones de la piel.

 

Frotar la piel con cáscaras de sandía  ayuda a protegerla de  los rayos solares  , que ayudan a acelerar el envejecimiento cutáneo. Además, la sandía ayuda  a aliviar las quemaduras solares.  Si sufres de  insomnio  y tienes dificultades para conciliar el sueño, puedes  preparar deliciosas y relajantes infusiones con cáscaras de sandía antes de acostarte.  Las cáscaras de sandía son ricas en polisacáridos y son la mejor solución para  combatir el estrés, la ansiedad y los trastornos musculares  . A continuación te damos buenos consejos sobre cómo reutilizar las cáscaras de sandía de forma respetuosa con el medio ambiente y evitar tirarlas a la basura.