¿No sabes cómo cortar el tallo descolorido de tu orquídea ? Estás en el lugar correcto! En este artículo te desvelaremos todos los secretos al respecto.

Cuándo cortar el tallo descolorido de la orquídea.

El tallo de la orquídea sólo se debe cortar cuando todas las flores hayan caído. Por lo tanto, debes asegurarte de que toda la planta ya no tenga flores antes de cortarla. Hay que decir que existen diversas escuelas de pensamiento al respecto.

Por ejemplo, hay quienes creen conveniente esperar los “tiempos” de la planta : será ella quien “decida” cuándo dejar secar el tallo marchito y sobre todo en qué lugares. También puedes esperar a que la planta deje que se seque todo el tallo, o esperar a que la planta vuelva a florecer por completo, volviéndose así verde.

La otra corriente de pensamiento más extendida se basa en que es necesario actuar sólo cuando el tallo floral ya no tiene flores, está completamente desnudo, tras esperar unos 15-20 días .

Que técnica elegir

En general podemos decir que la primera escuela de pensamiento es más ” natural ” y respetuosa con la planta . No vas a cortar el tallo floral, sino que esperas la planta y su comportamiento. De esta forma seguro que no impondremos ningún estrés a la planta y obtendremos tallos florales muy abundantes, pero también tendremos “contraindicaciones”.

Por ejemplo, tendremos flores un poco más pequeñas: en cambio, los numerosos tallos presentes determinan una “redistribución” de energía hacia un mayor número de flores. Obtendremos una planta menos estresada, con muchas flores, pero de menor tamaño. Además, también hay que tener en cuenta que la planta no sigue un crecimiento ordenado y regular, sino que su estructura podría desequilibrarse hacia un lado: en ese momento será necesario utilizar una serie de macetas para evitar que se caiga.

Si, en cambio, cortamos el tallo descolorido aproximadamente a los 15-20 días de la floración, entonces obtendremos un máximo de dos tallos, muy rectos y equilibrados. Como mucho puede que sea necesario utilizar unas cuantas pinzas para la ropa, pero seguro que el resultado será mucho más ordenado. No hace falta decir que seguramente habrá menos flores, aunque más grandes que en el primer método.

Otra información útil

También hay que decir que si esperamos el momento de la planta, también podríamos encontrarnos con una planta que no florece durante un año. Por tanto, en algunos casos puede resultar más útil proceder al corte.

Para realizar la operación recuerde utilizar unas tijeras de podar muy afiladas ; estos hay que desinfectarlos con alcohol etílico y una vez que este último se haya evaporado procederemos a cortar unos un par de centímetros del segundo nudo del tallo.